viernes, 16 de junio de 2017

La razón tras el parón del blog,primera parte.

El pasado siete de junio iban a nacer mis sobrinos mellizos,Zoe y Nicolás,y quedé con una de mis primas para ir juntos a un hospital en Madrid a visitar tanto a su madre,mi hermana,como a los niños.



Sin embargo,en apenas diez minutos me llamó muy preocupada y fue muy escueta,"tu hermana está grave,vete ya al hospital".Tuve que llamar a un taxi,por lo nervioso que estaba,para llegar a mi destino lo antes posible. Fue con diferencia uno de los peores momentos de mi vida y me acordé de otra visita relámpago a la capital hace siete años,los cuales parecen ya una eternidad,es decir,el día de la muerte de mi padre.


Ni en el peor de los casos me imaginaba el panorama que encontré,mi hermana en la UCI y mis sobrinos recién nacidos sin su madre.Desde entonces,después de una dura semana,estoy hecho polvo y se me cae el mundo encima cuando tengo que ayudar,a mi madre y a la pareja de mi hermana,a cuidarles lo mejor posible. ¿Cuándo lo podrá hacer su progenitora? A día de hoy es un verdadero misterio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario