lunes, 27 de junio de 2016

"Mis recuerdos de videoclub,2ª parte".

En la anterior entrada me centré en los videoclubes,en concreto el modelo de negocio que tenían y los establecimientos que frecuenté en sus años de mayor esplendor. Por eso en esta segunda parte es el turno de los alquileres o compras que más recuerdo de los años ochenta y noventa.

-"Karate Kid,segunda parte". La vi la semana que terminaba el colegio,a mediodía mientras estaba comiendo en solitario en el cuarto de estar de mi antigua casa.Sin embargo,no recuerdo ni el año ni quién la alquiló,ya que solía ir con mi madre y mi hermana a elegir las películas. Sigue siendo un enigma para mí.



-"Superman IV : En busca de la paz". El videoclub donde solíamos ir,"Gigante",puso muchísimos carteles un par de meses antes de traerla y por esa razón mis expectativas eran muy altas.¿Mereció entonces la pena la espera?
Por aquel entonces me gustó poco y hasta hace unos años no la volví a ver.Una experiencia traumática que no recomiendo que pase nadie.


-"La bella y la bestia". La vieron mi madre y mi hermana en el cine en las últimas navidades de mi abuelo paterno.Les gustó tanto que la compra de una copia en vhs fue la razón por la que mi madre se hizo socia en Blockbuster. Creo que aún la tenemos guardada,aunque no estoy seguro del todo y la tengo que buscar para salir de dudas.



-"Batman". Mis padres no me dejaron verla en el cine y tuve que aguantar muchos meses hasta que la pude alquilar.Incluso llegué a tener antes la revista oficial (la guardo como oro en paño) y varios de los productos asociados a la película. ¡Fue el verano de Batman!


-"Terminator 2 : El día del juicio". De nuevo no pasé por taquilla,compré una revista oficial del filme antes de verla y fue una tarea titánica alquilarla (casi dos meses por la demanda que tenían en los videoclubes de mi barrio).


-"Titanic". A mi hermana le dio muy fuerte el fenómeno del filme y,sobre todo,con Leonardo Dicaprio. Estaba tan obsesionada que mi madre reservó la cinta en Blockbuster para tenerla en cuanto saliera a la venta (este videoclub tuvo entre diez y doce copias para su alquiler).
En los multicines del barrio,los cuales cerraron hace once años,estuvo tres meses en dos salas y siempre hubo colas para verla,desde el primer al último día.Es un fenómeno del cual no he sido testigo con ninguna otra película.



2 comentarios:

  1. Acordarme de las tropecientas copias del blockbuster de turno en el videoclub, me hace bastante gracia pero que estuvieran todas alquiladas ya no me causaba tanto regocijo.

    Hablando de alquilar, en mi barrio de BCN apareció una fugaz tienda donde se alquilaban los Cd's de música. Le saqué mucho provecho pero duró poco. Llegó a Madrid esto de la música?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí,en mi actual barrio hubo una tienda de alquiler de cds,pero también duró muy poco. Una pena.:(
    En Madrid capital no lo sé,hasta hace unos años no iba tan a menudo como me gusta. ¡Qué paletillo era! xD

    ResponderEliminar