viernes, 2 de octubre de 2015

"2 años".

Hace dos años nació mi sobrina* de madrugada y en un abrir y cerrar de ojos celebramos su primer cumpleaños.Le regalamos entre mi madre,mi hermana,su pareja y yo un baúl para los juguetes,pero lleno de globos para que jugara con ellos.
*Su madre es una prima nuestra y no tiene hermanos,así que decidió que fuéramos sus tíos. ¿Se entiende?



Hemos sido testigos de la primera vez que andó,las palabras que balbuceaba y cómo fuimos caras conocidas en su corta vida.De ahí a las carreras que ahora intenta,su creciente vocabulario (sigue siendo un enigma lo que quiere decir en ocasiones y toca armarse de paciencia para deducirlo),los juegos y los dibujos animados que empieza a elegir ella (aún así sigue viendo "La vuelta al mundo en ochenta días","Dartacán y los tres mosquerros","Fraguel Rock",etc).

No estaba preparado para ser tío,lo reconozco (a mí los cambios grandes en mi vida me cuestan mucho),y sigo sin estarlo ; aprendo sobre la marcha cosas nuevas y espero ser una influencia positiva en la medida de lo posible. ¡Deseadme suerte!



4 comentarios:

  1. Ser un tío es una responsabilidad y un privilegio, también una diversión. Me lo paso bomba con ellos. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Soy un verdadero desastre y a ratos me viene un poco grande "el cargo",pero capeo el temporal como puedo.Ains

    ResponderEliminar