lunes, 13 de julio de 2015

De resaca.

El pasado sábado cumplí treinta y seis años y desde entonces no me había tenido las ganas suficientes para actualizar el blog.Para romper esa racha estoy improvisando una entrada con un tono más personal del habitual y así no llegar al tercer día consecutivo sin actualizar el contenido de "Disparatado Treintañero".



Estuve celebrando mi cumpleaños de una manera tranquila y sin prisas. ¡Tres días en total!
Una tarde comiendo tarta con mi familia materna,una comida con menos comensales y para rematar unas tapas en el centro de la ciudad a mediodía (algo muy poco habitual para mí) con unos amigos de Arganda del Rey*.

*Saludos desde aquí a Malavia I de Landete,su señora y amigos de Levante.Tampoco olvido a Miguel Ángel,"El católico".




No hay comentarios:

Publicar un comentario