sábado, 27 de junio de 2015

Cada verano me pasa lo mismo.

El verano y mi falta de inspiración van unidos sin duda porque en cuanto empieza el periodo estival el número de entradas para el blog entra en barrena.No duermo bien,paso todo el día cansado y por tanto las ideas para actualizar "Disparatado Treintañero" no son ni tan "brillantes" ni aparecen con la frecuencia habitual.


No me queda otra que sobreponerme a la situación y encontrar temas medianamente interesantes sobre los que escribir.Deseadme suerte en esta ardua tarea porque se avecina una ola de calor en los próximos días. 

1 comentario:

Mi sequía creativa,el eterno retorno.

El calor trastorna mi vida todos los años en los meses de verano y el ritmo de publicación del blog,añadido a un bajón evidente de calidad,b...