miércoles, 18 de septiembre de 2013

Tony Jaa.

Desde hace muchos años,sobre todo gracias a Bruce Lee,soy aficionado al cine de artes marciales,aunque suele ser por rachas porque reconozco que me gusta ver películas de todo tipo.No es bueno encasillarse y ya lo dice el dicho "en la variedad se encuentra el gusto".

De los últimos años la mayor sorpresa con una película de artes marciales me la llevé con la primera entrega de "Ong Bak".Las razones principales fueron mi desconocimiento del actor protagonista y mucho menos del contenido del filme,ya que me tuve que fiar de una pequeña reseña en una revista y por aquel entonces no tenía internet en casa.

En el ya lejano año 2003 entré en los antiguos multicines de mi actual barrio (los cerraron dos años después y tuve uno de los mayores disgustos de mi vida) y compré la entrada correspondiente,luego a una de las salas más pequeñas y con pocos espectadores.Incluso recuerdo que me senté en la mitad de la sala,entre la cuarta y la quinta fila cerca de una columna.

Creo que el resto de los asistentes a la proyección albergaban las mismas dudas que yo y al comenzar la película no confiábamos en ver una "buena ración de ostias como panes".Mi asombro y satisfacción crecieron exponencialmente con el paso de los minutos y llegué a aplaudir con varias de las escenas,algunas tan rápidas que contaban con una repetición a cámara lenta.





Destaco de Tony Jaa su físico,a pesar de no parecer muy atlético a primera vista,su depurada técnica en Muay Thai  y las espectaculares coreografías que hay en todas sus películas.Por algo comenzó como especialista y se involucra activamente en todas las escenas de lucha.

Por cierto,tengo que destacar que participará en la séptima entrega de "Fast and Furious",por lo que se hará más conocido para el gran público.Ya veremos qué tal la experiencia y el papel que tiene en la cinta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario