martes, 6 de agosto de 2013

La canción del verano.

En mis años de infancia y adolescencia había cierta expectación cuando empezaban a promocionar una serie de canciones en las radios y en la televisión.¡Eran las consabidas candidatas a "La canción del verano"!

Esas canciones tenían en común una letra sencilla y estaban dirigidas a un público más general que el resto del año.Por esa misma razón estaban hasta en la sopa y poco a poco era común que las tarareara todo hijo de vecino,ya que las fiestas patronales por toda la geografía española ayudaban mucho porque las ponían a todas horas en las atracciones o en las actuaciones de las orquestas.
Después del verano quedaban almacenadas en el recuerdo popular y así hasta que otras tomaban su puesto el verano siguiente.

Gracias a este tipo de canciones veraniegas llegaron a darse a conocer muchos artistas,algunos más famosos que otros, y aparecieron verdaderos especialistas.
El más famoso de los años setenta,los ochenta y parte de los noventa fue Georgie Dann. Sus canciones son sencillas,los estribillos pegadizos y están acompañadas por las coreografías "marca de la casa"; aunque con el paso de los años ha perdido fuelle y la antigua fórmula de su éxito no funciona como antes.

Poco puedo explicar sobre él que ni sea redundante ni de dominio público,por lo que la mejor manera de homenajearle es a través de su música.







No hay comentarios:

Publicar un comentario