sábado, 17 de octubre de 2009

Andrés Montes.


Reconozco que soy aficionado al baloncesto de una manera más continua y seria desde el año 1995,justamente la última vez que el Real Madrid ganó la Copa de Europa con Sabonis en sus filas.De la NBA en esos años recuerdo a Houston Rockets ganando el campeonato comandados por Hakeem Olajuwon aprovechando los casi dos años que estuvo retirado Michael Jordan,aunque no llegué a ver esos partidos mas que en repeticiones de las mejores jugadas.
Sin embargo,las cosas cambiaron y mucho puesto que en mi casa entró Canal Plus por medio de un arreglo con el vecino de abajo,esto es,pagaba él la tarifa mensual con nosotros y otro vecino a cambio de pasarnos un cable para conectarnos.Una de las primeras cosas que vi,como no,baloncesto ACB con Epi de comentarista y el plato fuerte de la NBA con Montes y Daimiel,aunque por aquel entonces no sabía quiénes eran.

Mi primer recuerdo con ellos es la final del año 1998 entre Chicago Bulls y Utah Jazz.Involvidable Michael Jordan y Montes emocionadísimo en el momento que ganó Chicago su sexto campeonato en ocho años,algo solamente superado por los ocho consecutivos de Boston Celtics en los años 60 (1959-1966).
Desde ese momento un fiel seguidor y siempre lo seré porque no creo que nadie alcance el nivel de ambos,Montes con sus anécdotas y motes para todos los jugadores mientras que Daimiel aportaba su sabiduría con estadísticas,tácticas y demás "cosas serias".Si no recuerdo mal en uno de los partidos de un principio de temporada estuvieron más de un cuarto de hora hablando de palomitas y otro día de lentejas,con Daimiel cada vez más suelto con las bromas y las anécdotas personales.Hacían entretenido el partido más aburrido.

Todo lo bueno se acaba y en el año 2006 el duo dinámico se rompió.Damiel se quedó en un papel cada vez más marginal en Canal Plus al tiempo que Montes pasaba a la Sexta,dejando de lado el baloncesto para la selección española y volviendo a sus antiguos años con el fútbol.
Se hizo más conocido,desde el mundial del 2006,y las muletillas de sus retransmisiones de baloncesto las adaptó al fútbol.Incluso obró el milagro con Julio Salinas,antaño comentarista soso en TVE1,al hacerle partícipe de sus bromas para que "pareciese" mínimamente gracioso.
En definitiva,una gran pérdida.Andrés,nunca te olvidaré y espero que seas feliz donde quiera que estés jugón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario